Aprende Asertividad Gracias a la Hipnosis

Te encuentras buscando donde aparcar en el centro comercial, cuando al fin encuentras un sitio y estas a punto de estacionar, viene otro automóvil se te atraviesa y te gana el sitio:

¿Cuál sería tu reacción?

  1. Te bajas del automóvil rabioso y dispuesto a darle una golpiza, al conductor, por su mal comportamiento.
  2. Lo dejas pasar y no dices nada, no te parece adecuado andar buscando pelea por todo.
  3. Bajas de tu vehículo, le saludas amablemente, le explicas que tu ibas a aparcar en ese lugar, y que por lo tanto  su conducta fue descortés y prepotente.

Si tu respuesta fue la 1 o la 2 muy probablemente necesites aprender a ser más asertivo.

¿Qué es la asertividad?

Es una habilidad social que nos permite hacer valer nuestros derechos y opiniones sin atentar contra los derechos de otros. En otras palabras la asertividad es no dejar que nos agredan pero sin llegar a agredir a nadie.

En cada situación tenemos tres posibles modos de actuar: La agresividad, la pasividad, y en el punto medio, la asertividad. Si volvemos al ejemplo del inicio podemos ver que la primera reacción es agresiva, pues si bien el conductor del otro vehículo no actuó de modo correcto, eso tampoco nos da derecho de ir agarrándonos a trompadas con la gente.

Por otro lado la segunda alternativa demuestra una conducta muy pasiva, pues con el pretexto de “no ganarnos problemas” permitimos que otros se comporten de maneras inadecuadas hacia nuestra persona, no nos hacemos respetar.

En cambio la tercera reacción  se considera la más recomendable, pues con educación y respeto logramos expresar lo que pensamos.

¿Siendo Asertivos respetarán siempre mis derechos?

Lamentablemente no. La asertividad no nos garantiza que nuestros derechos no sean transgredidos. La otra persona podría no responder con la misma actitud. Sin embargo si actuamos de este modo, tendremos más probabilidades de ser respetados y reforzaremos nuestra propia valía y autoestima.

La pasividad y la agresividad deterioran nuestra autoestima

Cuando alguien es injusto con nosotros y nosotros no hacemos nada al respecto, no nos sentimos bien, no sólo por la situación sino porque no fuimos capaces de afrontar las cosas y frenar algo que consideramos inapropiado, en cierto modo nos defraudamos a nosotros mismos.

Cuando somos agresivos, actuamos sin pensar, nos precipitamos, no medimos las consecuencias. Luego cuando la calma regresa nos damos cuenta de que fue un exceso y nos sentimos mal por ello.

¿Cómo incrementar nuestra asertividad?

Para ser más asertivos debemos tener mayor confianza en nosotros mismos. Actuar sin acaloramientos pero sin temores. Ese equilibrio se logra cuando hemos fortalecido nuestro yo interior.

Existen sin duda muchas formas de fortalecer el “yo” como la psicoterapia y la meditación, pero estas suelen tomar tiempo.

Otra forma de fortalecer el “yo” es actuando directamente sobre nuestro inconsciente, y es a ese nivel que trabaja la hipnosis. Por lo tanto, un buen camino para llegar a ser más asertivos es a través de la hipnosis. Puedes encontrar diversos tratamientos de hipnosis, pero HipnoMedia te ofrece hacerlo en tus tiempos libres y desde la comodidad de tu casa, por lo que es un método altamente recomendable.

Anímate a probar este novedoso sistema y la próxima vez que te encuentres en una situación similar a nuestro ejemplo podrás notar los cambios en tu comportamiento.

 

Acceso al tratamiento -> Hipnosis para Mejorar la Asertividad

Leave A Response

* Denotes Required Field